Noticias

Mantengase informado sobre CIEP

¿Sabías qué...?...

CIEP 11/09/2018
¿Sabías qué...?...

La información genética se encuentra almacenada en el ADN y el ARN, los cuales están compuestos por una sucesión de moléculas llamados nucleótidos, que se agrupan formando genes. Una de las partes de estos nucleótidos es un compuesto llamado base nitrogenada, existen 4 bases nitrogenadas posibles tanto en el ADN como en el ARN, siendo Adenina (A), Citosina (C) y Guanina (G) comunes a ambos mientras que la Timina (T) es exclusiva del ADN y el Uracilo (U) del ARN.

Estos 4 tipos de nucleótidos definidos por su base nitrogenada (U y T son intercambiables según si hablamos de ADN o ARN), se combinan formando grupos de 3 letras llamados codones. Cada uno de estos codones se corresponde con un aminoácido (moléculas cuya unión da lugar a las proteínas). Es a esta relación a lo que llamamos código genético y la que explica cómo distintas secuencias de material genético, o genes, dan lugar a distintas proteínas.

Podría explicarse diciendo que el material genético tiene palabras (genes), que se corresponden con proteínas, formadas por sílabas (codones), que se corresponden con aminoácidos, formadas por letras (nucleótidos).

Este código genético tiene la característica de ser universal (común a todos los seres vivos en nuestro planeta) y degenerado (1 codón siempre se corresponde con un aminoácido pero un aminoácido puede corresponderse con varios codones).

Como curiosidad final, algunos de los codones no se corresponden con un aminoácido sino que actúan como particulares “signos de puntuación” señalando el lugar de la cadena en la que empieza o termina un gen.