Noticias

Mantengase informado sobre CIEP

Investigadores CIEP participan en proyecto que profundiza el estudio del estado y las necesidades de conservación de la Patagonia Chilena

Investigadores CIEP participan en proyecto  que  profundiza el estudio del estado y las necesidades de conservación de la Patagonia Chilena

La Patagonia se caracteriza por ser un territorio cuyos ecosistemas naturales albergan una compleja y abundante biodiversidad, característica que se traduce en una geografía que presenta diversidad de paisajes y culturas. Este imponente escenario,  sin embargo, está bajo permanente presión debido a las actuales  variaciones climáticas y los impactos antropogénicos causados por determinados sectores productivos. Así, el aumento de la temperatura ha incrementado la velocidad del deshielo de los glaciares, provocando diversos  efectos en las cuencas oceánicas contiguas; el uso intensivo de los fiordos por la industria del salmón ha perturbado su integridad medioambiental y la introducción de especies exóticas ha generado una gran pérdida de biodiversidad, por citar algunos ejemplos.

Por estos motivos y  con la finalidad de desarrollar una revisión sistemática de la información ecológica, social, histórica y cultural de la Patagonia, se ha generado la iniciativa “Evaluación Regional de Conservación de la Patagonia Chilena” a través de una alianza entre el IEB y la UACh  con apoyo financiero de la fundación The Pew Charitable Trusts (USA).  El proyecto integra un equipo multidisciplinario y un panel científico de expertos para recopilar, analizar y sistematizar la información disponible sobre servicios ecosistémicos, la gestión de las áreas protegidas y las tendencias socio-económicas presentes en la región, entre otros temas. El Dr. Juan Carlos Castillo, co-director del panel y profesor del Departamento de Ecología de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) destaca que “la Patagonia es un territorio relevante para el mundo, no sólo porque tiene 80 mil km de costa, sino que además existe un sector terrestre único en el extremo sur con especies arbóreas y fauna de época  gondwánica, con 60 millones de años. Y por otro lado hay una cantidad de presiones antropogénicas, cultivos, especies introducidas, que están establecidas y tienen importancia en la economía nacional, generan trabajo, el turismo que se incrementa, etc. Entonces esa combinación de factores hacen que sea un territorio no totalmente prístino, pero único, con amenazas importantes”.

Equipo multidisciplinar y metodología de trabajo

El grupo de investigación que actualmente está elaborando diez informes temáticos (“white papers”) en los ámbitos: terrestres y acuáticos; interfaz terrestre-marino; patrimonio cultural;  presiones antrópicas;  recursos arqueológicos y sociales,  relación entre conservación y pueblos indígenas; y  gestión de la conservación;  se reunió en Coyhaique para dar a conocer sus primeros avances. En la presentación de la metodología y resultados preliminares, la Dra. María José Martínez –Departamento de Ecología PUC-  señaló que “el objetivo es proporcionar evidencia científica que pueda utilizarse en políticas públicas de conservación. En este proyecto vamos a levantar más de 2 mil publicaciones científicas sobre la Patagonia, se va a georreferenciar y generar una base de datos abierta  y al mismo tiempo cada uno de los 10 grupos que integran el proyecto están levantando y generando información de temáticas específicas”.  Por su parte, el Director Ejecutivo del Centro Regional de Ecosistemas de la Patagonia CIEP, Giovanni Daneri, parte del panel científico, subrayó que “el CIEP está aportando con estudios relacionados con el Estado de Sistemas de Agua Dulce, liderado por el Dr. Brian Reid y la Distribución y Estado de Conservación de Bosques Primarios, que desarrolla la Dra. Anna Astorga. Lo importante es destacar que más allá de lo académico y la institucionalidad pública no se puede hacer conservación sin involucrar directamente a los habitantes de los territorios, ellos son clave para difundir la necesidad de conservar”.

La Patagonia chilena,  cuenta actualmente con la oportunidad de desarrollar un proceso de preservación gestionado, considerando la reciente creación de la “Red de Parques Nacionales de la Patagonia”, la recategorización y ampliación de las Áreas Silvestres Protegidas (ASP) y los avances en la creación de Áreas Marinas Protegidas (AMP). En este contexto, el Dr.  Juan Armesto,  director del panel científico, destacó que “la idea es llegar a instancias de políticas públicas de desarrollo y conservación. Por el momento estamos preparando la documentación, la  información científica y  los antecedentes que van a  validar las propuestas que se hagan. Una vez que estas propuestas estén redactadas con sus respectivos líderes y autores, planificaremos varias reuniones  con  gobiernos regionales, incluyendo al Ministerio de Medio Ambiente y CONAF en el caso de los parques nacionales.  Pero esta vinculación también se proyectó con las comunidades locales y los Consejos Municipales.”

El proyecto Evaluación Regional de Conservación de la Patagonia, contempla que el equipo científico se reúna tres veces este 2018 incluyendo dos reuniones con los autores principales de los informes. En una segunda etapa, durante el primer semestre del 2019, se convocará a un taller que incluirá a expertos adicionales y actores interesados para compartir y validar los resultados. El informe final “Estado y Necesidades de Conservación en la Patagonia Chilena” será publicado en el  segundo semestre del 2019 y contendrá un resumen ejecutivo, capítulos de síntesis y capítulos temáticos que abarcarán problemas críticos y las recomendaciones presentes en los estudios temáticos (”white papers”).  Este proceso permitirá desarrollar un análisis integral de la situación y además profundizar en el conocimiento acerca de los vacíos y desafíos claves existentes en la materia. Adicionalmente se espera que algunos de los informes den origen a  publicaciones en revistas científicas especializadas de circulación nacional e internacional.