Noticias

Mantengase informado sobre CIEP

CIEP realiza Taller final sobre caracterización de la cadena de valor asociado al recurso jaiba marmola

CIEP realiza Taller final sobre caracterización de la cadena de valor asociado al recurso jaiba marmola

Para conseguir los objetivos planteados en el estudio, Rodrigo Contreras, profesional asociado al proyecto, revisó información secundaria (a través de revisión de estudios regionales, estadísticas de SERNAPESCA, y datos de aduana) y levantó información primaria (a través de entrevistas a pescadores artesanales, micro-empresas familiares y plantas que procesan este recurso en la XI región; las entrevistas de Plantas se extendieron también a la X región). Los principales resultados se relacionaron con la  estructuración de la unidad básica de esta cadena, los pescadores artesanales. En esta se distinguieron dos categorías de pescadores, los que abastecen a la industria y aquellos que abastecen a las micro-empresas familiares (MEFs). De acuerdo a la estructura de costos y los ingresos percibidos anualmente, se pudo determinar márgenes de ganancia positivas para ambas categorías de pescadores.

Este taller de finalización se realizó en la sala de reuniones de la Gobernación de Aysén, donde participaron alrededor de 15 instituciones, entre la que cabe señalar el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), la División de Planificación y Desarrollo (DIPLADE) del Gobierno Regional de Aysén, la Municipalidad de Puerto Cisnes, el Programa Estratégico Regional (PER) Pesca, perteneciente a la seremi de economía de la región de Aysén, además de pescadores artesanales y empresas pesqueras.

Dentro de la caracterización, las MEFs ocupan un lugar preponderante como oferentes de producto terminado congelado, destinado preferentemente a la Región de Aysén y también en algunos casos a la X Región. Las MEFs, además de ser demandantes del recurso durante casi todo el año, generan contratación de mano de obra de manera periódica para el proceso de elaboración, para cumplir con los pedidos. Teniendo en cuenta los niveles de escala a los cuales trabajan las MEFs, estas muestran márgenes de ganancia interesantes que han justificado su instalación y desarrollo, pero su sustentabilidad de largo plazo dependerá de la expansión del mercado regional y otros, así como del desarrollo y potenciación de los distintos canales de comercialización.

En relación a las plantas de proceso industrial cabe mencionar que estas elaboran aproximadamente el 90% del total desembarcado a nivel nacional, que corresponde esencialmente a la X y XI región (95% de total procesado). La Región de Aysén cuenta con uno de estos actores importantes (Puerto Chacabuco) ubicado por lo general en los primeros lugares del ranking productivo. Las otras plantas importantes se ubican en la Isla de Chiloé (Ancud y Quellón).

Como última etapa de la investigación, en base a la información recopilada y las entrevistas realizadas, se logró identificar algunas potenciales oportunidades de negocio que pudiesen mejorar las condiciones económicas de los pescadores de la región en el largo plazo. Estas se relacionan con evaluar la diversificación de los canales de comercialización de la materia prima con la X región (dada la alta demanda por el recurso y su capacidad instalada),  evaluar la factibilidad de realizar procesos de elaboración básica o intermedia de jaiba entera seleccionada destinada a la industria; promover los vínculos comerciales de las MEFs en la región y otras regiones, y en un aspecto más amplio fortalecer esta parte de la cadena de inicio a fin, para dar sustentabilidad a estas micro-empresas y a quienes dependen de ellas. Todo lo anterior, no obstante, se debe compatibilizar con políticas públicas para un buen manejo de la explotación del recurso jaiba marmola.